lunes, 1 de agosto de 2016

Estos chicos

Hay una dicotomía cuanto menos incómoda cada vez que al hablar de autismo con alguien fuera del club, sueltan una frase del tipo “porque estos chicos [inserte particularidad al azar]”. Primero por el “Estos chicos” que de entrada diferencia un tipo de chicos con otros chicos. Ok, ponele “estos chicos con autismo” de “estos otros chicos que no tienen autismo”está muy bien, es… genial! Significa que al menos algo de autismo se está conociendo por ahí y eso nos gusta, nos encanta hablar y que la gente oiga de autismo, que se interese por saber de su existencia y todo. Luego está el tema de la particularidad mencionada: inteligencia superior, afinidad a las artes, detallistas, torpeza, problemas con el habla, hipersensibilidad… cosas que “estos chicos” suelen tener o no… también pasa con muchos de esos otros chicos que no tienen autismo… y ahí es cuando la verdadera discusión prolífica sobre autismo comienza.


¿Pero cómo es eso?

Mi hijo no habla, es fan de las películas de Pixar y Miyazaki, tiene un altísimo dominio de su cuerpo que le permite trepar y mantener el equilibrio como todo un acróbata y construir torres altísimas que no se caen. Tiene un gran oído musical, los ruidos extraños lo alteran, no puede masticar las texturas que desconoce y adora andar descalzo. Es muy cauteloso en sus relaciones, pero cuando establece el vínculo y la persona le cae bien, la  llena de besos y abrazos.


Julieta habla hasta por los codos. Conoce más palabras que el adulto promedio y adora cantar. Le encanta estudiar mapas. Cuando camina pareciera que su cuerpo es demasiado grande y le cuestan los movimientos finos. A veces se golpea y parece que no lo siente. Es muy risueña y le encanta abrazar a la gente. Incluso a quienes no conoce.


Pedro es callado. Cuando está entre conocidos habla como cualquier niño, cuando le preguntan sobre autos desborda pasión, aunque no suele ser muy expresivo. Ante órdenes ambiguas o demasiado complejas parece quedarse tildado. No le gusta que lo toquen y no puede vestir cualquier ropa, porque siente que le raspa. También le cuesta sacarse los zapatos.


Agustín no para un segundo. Solo está quieto cuando duerme e incluso eso le cuesta mucho. Pareciera que llegó al mundo con energía de más y que si no la gasta puede explotar. Le encantan los animales pero le es difícil concentrarse en una sola cosa a la vez. Le cuesta relacionarse con gente ajena a su círculo interno. Evita comer alimentos demasiado texturados o con diferentes colores.

Ah, sí, estos chicos tienen autismo. Y otras cosas. Y como ellos hay mil ejemplos más, todos diferentes. Entiendo que para una sociedad que busca categorizar las cosas “iguales” bajo una misma etiqueta, encuentre bastante problemas en meter las particularidades de “estos chicos” todas en una misma bolsa.
- ¿Pero entonces? ¿Son todos diferentes? 
Claro. 
- ¿Como todo el mundo? 
Exacto. 
-Pero… tienen autismo.
Ajá.
-¿Y entonces qué es el autismo?

Autismo no es ser muy inteligente. O muy sensible. O torpe. O socialmente extraño. Cada persona con autismo es solo eso, UNA persona, y lo que comparte con el resto de las personas con autismo es su individualidad y el problemita de encajar en una sociedad promedio.
Quizás por eso es que desde nuestro lado vemos más lógica la integración, porque “estos chicos” son ante todo eso: “chicos”.

9 comentarios:

  1. Laura tiene tres años. Habla poquito, pero cada día aprende palabras nuevas. Es curiosa, le fascina la naturaleza, la música y los instrumentos musicales le encantan. Le gusta dar y recibir abrazos, pero sólo a su circulo íntimo de confianza: mamá, papá, las abuelas. No se relaciona con otras personas aún, hay que ganar su confianza de a poquito y tener paciencia para crear lazos, como el Principito con el zorro.

    ResponderEliminar
  2. Ale también tiene 3 años y habla poquito. Es en extremo cuidadoso al andar, saltar y esas cosas, por lo que no suelen gustarle los juegos de plaza. Tiene una gran memoria, por lo que cuando en algún dibujo se acerca una escena que no le gusta ya lo sabe y se tapa los ojos. No le gusta que los extraños se le acerquen, pero cuando entra en confianza (sobre todo con adultos o chicos más grandes) da abrazos y besos. Esto último es un gran punto de contacto entre todos "estos chicos"

    ResponderEliminar
  3. Lucca tiene 4 años, se está largando a hablar pero le encanta cantar. No le gustan los espacios cerrados y con mucha gente, y le encanta correr. Abrazos, poco;cosquillas muchas. Tiene mucha memoria y le cuesta concentrarse. Muy sensorial. UN AMOR

    ResponderEliminar
  4. Lucca tiene 4 años, se está largando a hablar pero le encanta cantar. No le gustan los espacios cerrados y con mucha gente, y le encanta correr. Abrazos, poco;cosquillas muchas. Tiene mucha memoria y le cuesta concentrarse. Muy sensorial. UN AMOR

    ResponderEliminar
  5. me encanta ceci ....hermoso como describis las cosas de los chicos ....tan sencillo ,tan clarito ...finalmente son todos chicos ..cada uno con sus particularidades que no los hace ni mejor ni peor ...es hora que la sociedad vaya entendiendo al otro, a aceptar a cada quien como es ..tal cual es ..porque cada ser es unico y auntentico .
    gracias por explicar y hablar asi , es un placer leerte .

    ResponderEliminar
  6. Martin tiene 4 años y habla muy poquito. Es muy dulce y tambien, como Victor, parece acróbata... tiene un equilibrio y una facilidad para treparse a todo increible. Le gustan los planetas, las letras y los números. Tengo a Pedro también con Autismo. Él tiene 9 años y tiene un vocabulario muy amplio, como Julieta. Lee mucho, es muy inteligente y tiene intereses bastante restringidos que hace que le cueste hacer amigos. No le gusta hacer deportes ya que es bastante torpe con el cuerpo. Mis hijos, son hermosos y los adoro!

    ResponderEliminar
  7. León es hermoso!! Tiene 2 años.le gusta tararear hasta las canciones más difíciles. Todavía no habla pero todos los días encuentra el camino para esas sílabas que no sabe como acomodar. Es muy inquieto se trepa a todo en la panza prefiere correr x todos lados además d inspeccionar los juegos con ojo d ingeniero enamorado. Se ríe mucho. Tiene sus preferidos en todo. Música,juguetes,personajes. Da besos solo como el sabe darlos. Lo amamos.

    ResponderEliminar
  8. Gerardo tiene 8 años, no para un segundo, tiene muchísima energía, ama cantar y lo hace muy bien. También baila con sus canciones preferidas. Como muchos chicos, tiene sueños y uno de ellos es que quiere ser veterinario para curar a todos los animales del mundo. Es cariñoso y le encanta besar y acarciar la cara de mamá. Es mi chico favorito y lo amo profundamente.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por "Hablar de Autismo" en un lenguaje claro y sencillo; mas bien diría "Inclusivo" que todos podamos entender...

    ResponderEliminar